Filosofía

FILOSOFÍA

Tanto si hablamos de salud, como de rendimiento, hay dos aspectos que, en mi opinión, son innegociables para la mejora y desarrollo máximo de ambos enfoques.

La calidad de movimiento.

La mejora de la composición corporal.

Además, ambos se sustentan sobre un tercer pilar. El entrenamiento de fuerza. De hecho, ni la calidad de movimiento, ni la mejora de la composición corporal, podrían ser llevadas a cabo, con todas las garantías, si no se desarrollan de la mano de la fuerza.

Por todo ello, mi trabajo consiste en ayudar a personas a mejorar su rendimiento/salud mediante la mejora de la calidad de movimiento y la composición corporal”.

Esta frase contiene los principios sobre los que, bajo mi punto de vista, debería sostenerse cualquier entrenamiento enfocado a la mejora de la salud y el rendimiento. Calidad de movimiento que nos permita movernos sin limitaciones, buena composición corporal que refuerce la calidad adquirida en el movimiento y entrenamiento de fuerza como elemento inamovible, y fijador, en ambos procesos.

No entiendo trabajar única y exclusivamente la pérdida de grasa con una persona que acude a mi para perder peso, si esa persona tiene restricciones importantes de movilidad (por ejemplo) que pueden acabar por limitar y condicionar tanto el entrenamiento que planteemos a corto plazo, como el mantenimiento de una vida activa a medio y largo plazo, fundamental para mantener los resultados en el tiempo.

Del mismo modo que carecería de sentido proponer una readaptación de rodilla, únicamente centrándonos en la funcionalidad de la estructura en relación con el resto del cuerpo, si la persona tiene un sobrepeso que mantendrá un estrés continuo sobre la rodilla.

Por lo tanto, para afrontar un proceso de entrenamiento con garantías, tanto tu calidad de movimiento (movilidad, estabilidad y control motor) como tu composición corporal deben de ser óptimas. Es entonces cuando podrás empezar a funcionar sin dolor, recuperarte de una lesión, correr para mejorar tu forma física, hacerte más fuerte en tu sentadilla o enfocarte en un proceso de ganancia de masa muscular. En fin, orientarte hacia objetivos más específicos.

Ambos pilares, tanto calidad de movimiento como una buena composición corporal, son dependientes entre sí, por lo que funcionan y se sostienen mediante el entrenamiento de fuerza, como ya hemos comentado.

¿Significa entonces que estos procesos son escalones por los que debo ir pasando de uno en uno? ¿No puedo hacer nada de cardio hasta que no llegue al escalón correspondiente? ¿O mejorar mi composición corporal hasta no adquirir una buena calidad de movimiento? La respuesta es un no rotundo.

Estos 3 pilares se deben desarrollar en paralelo, ya que se retroalimentan entre sí, y el desarrollo de uno, no se entiende si no evoluciona junto con los otros dos.

Otra cosa es que según en la fase en la que te encuentres se de prioridad a un pilar sobre los otros. De hecho, tu objetivo final debería ser tener la mayor variabilidad de movimiento posible que te permita centrar, gran parte de tus esfuerzos, en la mejora y desarrollo de la fuerza.

Como curiosidad, quiero comentarte que el logo de “Gaman Training” condensa esta idea de entrenamiento, siendo estos tres pilares (calidad de movimiento, composición corporal y fuerza) los tres vértices inferiores de la pirámide. Además, podrás ver que la pirámide es abierta, y esto a su vez tiene un significado que me he prometido mantener en el tiempo. Permanecer siempre con la mente abierta a nuevos o diferentes enfoques de ver las cosas ya que, el entrenamiento, como todo en la vida, es una ciencia en constante evolución.

Espero haber podido hacerte llegar un poquito más acerca de mi manera de ver las cosas en torno al entrenamiento y la actividad física en general. Si te gusta lo que has leído, y quieres seguir profundizando sobre ello, puedes hacerlo a través del blog que puedes encontrar en esta página web, así como en las distintas redes sociales y plataformas por las que suelo compartir contenido (@gamantraining).

¡Espero verte por aquí! Pero no con actitud pasiva, si no con toda la proactividad posible, preguntando dudas, compartiendo, e incluso ¡debatiendo mis ideas! ¡Es la mejor manera de que todos avancemos más y mejor!

Think big, do it bigger!

Vuelve al inicio