Biomecánica del Hombro I: Movimientos de Todo el Complejo Articular.


























Puntuación: 4 de 5.

Para un movimiento eficiente del hombro es necesario que cada una de estas 4 articulaciones aporte su grado de movilidad necesario.

Introducción

La biomecánica del hombro puede llegar a ser algo compleja por la cantidad de articulaciones que funcionan de forma sinérgica para producir el movimiento. Por ese motivo, vamos a dividir su abordaje en varios artículos que nos permitirán ir engranando todo de forma progresiva para que no haya ningún problema.

Las funciones del complejo del hombro se llevan a cabo a través de la interacción sinérgica y coordinada de 4 articulaciones:

  • Esternoclavicular
  • Acromioclavicular
  • Escapulotorácica
  • Glenohumeral

Para un movimiento eficiente del hombro es necesario que cada una de estas 4 articulaciones aporte su grado de movilidad necesario. En su defecto, el movimiento dejará de ser eficiente y aparecerán las compensaciones que pueden llevar a un aumento del riesgo lesional.

Hoy nos centraremos en ver todos los movimientos que ocurren en cada una de estas articulaciones.

Articulación Esternoclavicular

La articulación esternoclavicular está formada por el aspecto más medial de la clavícula y la parte más superior del manubrio del esternón, justo por encima de la primera costilla.

Está conformada por potentes ligamentos que le conforman una excelente estabilidad, motivo por el cual suelen ser más comunes las fracturas de clavícula que las luxaciones.

Movimientos Articulación Esternoclavicular
  • Protracción y Retracción: ocurre en el plano horizontal con unos 15 a 30º de movimiento clavicular en ambas direcciones.
  • Rotación Axial: durante la Abd o Flexión del hombro la clavícula rota posteriormente.
  • Elevación y Depresión: Movimiento en el plano “frontal” con unos 45º de elevación y 10º de depresión.

Esto no quiere decir que estirar, en contextos concretos y utilizando esa ventana de mejora como forma de integración global no pueda tener cabida. Al igual que al ciego podemos ir enseñándole el nuevo entorno poco a poco y, con lo que aprende, ir exigiéndole tareas de más simple a más complejas, algo parecido pasaría con el músculo si trabajamos de forma coherente.

Para finalizar este apartado, te dejo uno de los mejores ejemplos que he encontrado sobre como la estructura dicta la función.

Articulación Escapulotorácica y Acromioclavicular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba