Qué es el Ángulo Infraesternal [ISA]

Introducción

¿Qué es el ángulo infraesternal (ISA por sus siglas en inglés)? ¿Podemos modificarlo? ¿Que nos dice el ángulo infraesternal de la movilidad que tiene una persona?

La posición de las costillas, y específicamente el ángulo infra esternal (ISA) va a marcar la estrategia respiratoria que adopta un individuo para conseguir inhalar y exhalar aire de la forma más eficiente posible.

Aunque no debemos tomarlo como “la panacea”, si que resulta muy interesante en un primer momento valorar el ISA de una persona para intuir que estrategia está adoptando y, por tanto, que limitaciones esperamos encontrar.

Qué es el Ángulo Infra Esternal [ISA]

Es el reflejo de la estrategia respiratoria por la que opta un individuo. Refleja la compensación y no el “sesgo inicial” de la persona.

Anatómicamente el ISA es el ángulo que forma la apófisis xifoides del esternón con el cartílago fusionado de la 7ª a la 10ª costilla. Durante el ciclo respiratorio, este ángulo, tiene la capacidad de abrirse con la inhalación (RE costillas) y cerrarse al espirar (RI costillas).

Estas costillas son las más “moldeables” del cuerpo y, por ese motivo, la variación del ISA en un primer momento suele ser la primera compensación que desarrolla un individuo al ser el camino de menor resistencia (es más fácil desplazar estás últimas costillas en busca de respirar que cualquier otra parte del cuerpo).

Factores ambientales y estilo de vida influyen en esté ángulo infra esternal. No obstante, tiene un fuerte componente genético.


Imagen 1. Ángulo Infra Esternal (ISA)
Que es el ANGULO INFRAESTERNAL [ISA] y como VALORARLO

Sesgo Respiratorio y Ángulo Infraesternal [ISA]

El esqueleto axial puede fijarse hacia una posición más inhalada (RE, ABD y FLX de Ilíacos) o más exhalada (RI, ADD, y EXT ilíacos) como ya hemos visto en el primer artículo.

Estos sesgos condicionarán la facilidad para meter y sacar el aire en cada ciclo respiratorio, por lo que el cuerpo buscará la vía más fácil (el camino de menor resistencia) para poder ejecutar dicha tarea con éxito. Recuerda, el cuerpo primará la supervivencia (respirar) por encima de todo.


Imagen 2. Posición exhalada (comprimida) e inhalada (expandida) de la pelvis respectivamente.

Individuos con un fuerte sesgo hacia la exhalación (comprimidos) tendrán dificultades para inhalar, por lo que su caja torácica se abrirá fijándose en una posición de inspiración. Este posicionamiento provocará un aumento de la lordosis lumbar y una compresión posterior debido al posicionamiento en rotación externa de las costillas. Oblicuos e isquiosurales adoptarán una posición excéntrica mientras que cuádriceps, flexores de cadera y extensores espinales concéntrica (por este motivo, en muchos casos, estirar isquios no es una solución válida como comento en este vídeo).

Por otro lado, sujetos con una pelvis sesgada hacia la inhalación (expansión) adoptarán una estrategia que les permita expulsar el aire con mayor facilidad (debido a su sesgo hacia la inhalación en toda la columna), buscando esa compresión que les falta. Para ello, cerrarán el ISA llevando las costillas a una rotación interna, generando una rectificación lumbar (espalda plana) con una fuerte compresión anterior de la caja torácica. Cuádriceps, flexores de cadera y extensores de columna adoptarán una posición excéntrica mientras que isquios y oblicuos una fuerte orientación concéntrica.

ISACOMPRESIÓNSACROCADERAPIE
Ancho (+100º)PosteriorNutaciónR. InternaPronación
Estrecho (90º-)AnteriorContra NutaciónR. ExternaSupinación

Recapitulando, un ISA ancho suele tener unas curvas espinales exageradas debido a la extensión excesiva de la zona lumbar. Suelen ser individuos bastante comprimidos y, por lo general hombres y anchos (fuertes).

En el otro lado, un ISA estrecho suele cursar con una rectificación lumbar, siendo individuos más expandidos y, por lo general, personas altas y delgadas.

Estas distintas presentaciones “rodarán” a las distintas articulaciones hacia posiciones de rotación externa / o interna. Por este motivo, ISAs estrechos, con más sesgo hacia la expansión / rotación externa, estarán más cómodos en una sentadilla profunda e, ISAs + anchos y comprimidos con sesgo hacia la rotación interna, difícilmente pasarán de los 90 º en sentadilla sin compensar (recuerda los movimientos relativos que suceden en la pelvis según el grado de flexión)

¿Podemos Modificar el Ángulo Infraesternal [ISA]?

Este ángulo tiene un fuerte componente genético y, por lo tanto, difícilmente modificable. Sin embargo, no debemos volvernos locos con este tema tomándolo como algo que debamos cambiar en un individuo. Ten en cuenta que tendrías que cambiar al individuo por completo ya que al final el ISA es el reflejo de multitud de factores (genética, deporte practicado, emociones, estilo de vida…).

Lo que si debemos hacer es tomar esta medición como una aproximación hacia el sesgo del individuo para darle justo lo que necesita y conseguir con ello una mayor variabilidad de movimiento. Al final, más que cambiar la estructura en si (que será modificable ciertos grados) lo más importante es que consigamos que la persona acceda a las mecánicas de inhalación y exhalación de manera eficiente. A la rotación interna / externa. A la compresión / expansión. 

¿Cómo podemos hacer esto? De muchas formas. Jugando con los posicionamientos de los pies, anchura de agarres, supinación / pronación de los antebrazos y … ¡jugando hasta con la gravedad!

Podemos usar la gravedad a nuestro favor para generar más expansión en aquellas zonas que más lo necesitemos. La gravedad es una fuerza y por ello genera compresión sobre el cuerpo. Sabiendo que el aire es un gas, y que este sigue el principio físico de menor resistencia, su recorrido será aquel por el que exista una menor compresión. Por ello, posiciones supinas generarán mayor expansión posterior (compresión anterior de la gravedad) y posiciones pronas mayor expansión anterior (compresión anterior). Te dejo un video corto explicando esto de forma muy sencilla.

Conclusiones

En resumen, el ISA suele ser la primera capa de compensación que podemos observar en un individuo en base a su posicionamiento axial hacia la expansión / o compresión. A partir de esta primera adaptación, se producirán cambios en el posicionamiento articular de diferentes estructuras que afectarán a como se comportan los diferentes músculos, pudiendo llevar estas alteraciones a más capas de compensación.

Por el momento, entender e hilar estos 4 primeros artículos te dará una base muy buena para empezar a diferenciar que tipo de deportista tienes delante.

Espero que te haya servido y cualquier duda ¡estaré encantado de respondértela!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?
Estamos Cuidando de tu web - Iberzal